Juegos del destino

Ficha técnica


Publicación: 30 / 06 / 2005
Reedición: 04 / 11 / 2013
Extensión: 73 000 palabras ─ * Original: 49 000 palabras
Género: Romance / Drama / Reencarnaciones
Rating: +18
Personajes:
Keisuke Nakamura (Kenshin) y Kori Ninomiya (Kaoru)
Hagen Eisenberg (Aoshi) y Minako Fujimaki (Misao)

Esta historia está publicada en fanfiction.net:
Sinopsis
En la actualidad, varios jóvenes recrean en sus sueños todo un mundo con diversos personajes ambientandos en el Japón de hace más de un siglo. ¿Pero qué ocurriría si un día descubrieran que ese mundo creado es en realidad una vida pasada? Y lo peor, ¿qué harían si estuvieran enamorados del amor de su vida pasada? ¿Será posible encontrarlo en la época actual?

Notas: Existen dos fanarts de este fic realizados por Linkyiwakura. ¡Muchas gracias!


Paranoias de la autora
Éste es el segundo fic que escribí y fue otro rebote que me dio contra otros fics de esta temática. Ni uno, en serio, ni uno manejaba el hecho de que si te reencarnas, NO te vas a parecer a tu vida pasada. De verdad, ¿qué os dieron en clase cuando os enseñaron genética? Era lo que siempre me venía a la cabeza, pues los personajes eran idénticos (pelo, ojos, piel, cara, altura…). Todo. Eran iguales. Y claro, todos tenían el clásico «me desmayo porque acabo de tropezarme con la vida pasada de la que me enamoré».

Que no, de verdad, os juro que la cosa de que te parezcas físicamente a tu vida pasada está muy complicada. Lo más probable es que te parezcas en el blanco del ojo y ya…

E igual que mi primer fic, este salió de ahí. Los personajes, aunque recuerdan sus vidas pasadas, no se parecen (de hecho, alguno ni siquiera es japonés ─por que sí: nació en otro país). Y por eso, una gran problemática que tienen es precisamente intentar localizarse.

Este fic, como «Un giro inesperado», estaba también escrito en primera persona en la versión original. Ahora está en tercera persona y está totalmente arreglado (no había forma de arreglar sólo una parte porque esta historia sí que es un todo desde que inicia hasta que termina). Me supuso un triunfo arreglarlo, no sólo porque mucha narración está cambiada sino que encima se amplió mucho (casi un tercio más de lo que era de inicio).

Pero eso sí, me quedé muy satisfecha de cómo quedó. Esta historia me gusta mucho y la forma en la que estaba escrita en su versión original ya me tiraba para atrás. Así que tenerla arreglada, a pesar del trabajo, mereció la pena.