La aldea de los descastados

Ficha técnica


Publicación: 17 / 01 / 2014
Extensión: 7000 palabras
Personajes: Oibore Yukishiro
Género: Hurt/Comfort
Rating: +14
Notas: Es la parte del manga en la que Kenshin acaba en Rakunin Mura durante el Jinchu, desde la perspectiva de Oibore.

Esta historia está publicada en fanfiction.net:
Sinopsis
Oibore vuelve a Rakunin Mura (el barrio de los parias) después de haber estado unos días por la ciudad. Sin embargo, a su regreso, se encuentra con que el nuevo integrante de la aldea es alguien a quien jamás esperó ver allí.

* Advertencia: Se narra la parte del manga en que Kenshin estuvo en Rakunin Mura desde la perspectiva de Oibore. Abstenerse «anti-Tomoes».


Paranoias de la autora
Éste es el primer fic que hice con la idea de meterme en la mente de un personaje durante unos hechos concretos del manga. Es un formato que me gustó y por eso lo he usado más veces en posteriores fics. Creo que esta parte, cuando Kenshin acaba deprimido en Rakunin Mura, es muy significativa. Quiero decir, Oibore, que es el padre de Tomoe ayuda a Kenshin a salir del hoyo depresivo en el que ha caido. Si le creyese realmente culpable de la muerte de su hija, es imposible que fuese tan «benevolente». Por eso siempre he creído que Oibore conocía de alguna forma la vida que tuvo su hija cuando se marchó hacia Kioto con intención de matar a Kenshin. Y por eso, cuando se lo encontró, quiso ayudarle.

Además, con este fic también podía aprovechar para crear una perspectiva nueva de Tomoe. No termino de entender la inquina que hay hacia este personaje. Sé que, por desgracia, hay mucha gente que no ha leído el manga y se ha perdido el arco del Jinchu. En cambio, sí ha visto los OVAs que tratan sobre el pasado de Kenshin, que es donde aparece Tomoe. En mi caso, vi esos OVAs antes que al anime y el manga, así que no llegué a cogerle tirria por el hecho de que aparezca una esposa muerta en la vida de Kenshin después de haber estado un montón de capítulos empatizando con Kaoru. Y es por eso que mi visión de Tomoe no tiene tantos prejuicios.

Me he llegado a encontrar a gente que decía que la odiaba porque intentó matar a Kenshin. Y claro, yo me quedaba en plan: «¿Hola?, que Tomoe intentó matarle porque Kenshin mató en un principio a su prometido. ¿Nos hemos olvidado de ese pequeño detalle o qué?». La gente o lee lo que quiere o sólo retiene lo que le da la gana, porque yo no veo nada raro en esto. Pero claro, Kenshin es el protagonista y a él se le perdona todo. A ver, que a mí el tema de a quién se cargó me resbala como el agua por el aceite. Estaban en una guerra civil y ahí poca historia se puede hacer. Pero vamos, que ni uno es santo, ni la otra, una asesina en serie (que cualquiera lo diría).

Así que este fic me permitía dar una visión más sana de Tomoe. A través de su padre y sus recuerdos, se podía ver cómo Tomoe iba conociendo a Kenshin e iba perdiendo sus ansias asesinas contra él. Tanto ella como él eran víctimas de la misma guerra, y eso es lo que Tomoe entiende a diferencia de los lectores parciales.

Y de ahí que me gustara el formato. No sólo es fácil de escribir porque la historia que hay que contar ya está definida, sino que además nos permite meternos en la mente del personaje y elucubrar por qué actuaron de determinada manera. Me encanta escribir sobre mi visión de lo que sienten los personajes ante lo que les ocurre *o*.